Vaciones en Luchon – Día 1 Cecire – Lac d’Oo

Nada como unos cuantos días de montalbán en terreno pirenaico francés para olvidar las penurias veraniegas (me refiero al curro). Centro de operaciones: una casa muy mona y bien equipada (jacuzzi incluido) sita en Portet de Luchon. Compañía: 6 personajes, 2 vascos y 4 naburros algo zumbados pero muy majos y que encima cocinan bien y un jamón que sucumbió. Objetivo: conquistar senderos y puertos de altura atravesando los más bellos parajes al otro lado del pirineo; todo ello sin descuidar la alimentación que en estos casos suele aportar más de lo que se consume en ruta.

Posiblemente, el primer día fuimos a dar con la ruta más difícil, técnicamente hablando, de cuantas íbamos a hacer esa semana, físicamente tampoco supuso un dispendio demasiado importante.
El recorrido partía de la estación invernal de Superbagneres e inmediatamente el sendero hizo acto de presencia, tomamos un GR a ladera del pico Cecire cuya ciclabilidad era bastante buena hasta el collado de La Coume de Bourg, las vistas a nuestra izquierda nos ofrecían magnificas vistas del Circo de Crabioules salpicado de pequeños glaciares.

La subida opcional al pico Cecire la dejamos por estar el tiempo revuelto. Desde el collado de La Coume de Bourg divisamos nuestro siguiente objetivo: la Hourquette des hounts-secs, más o menos a la misma altura pero con mucho monte de por medio, el camino perdía altura o la ganaba según las exigencias del terreno, hubo que andar algo, creo.

Desde la Hourquette des hounts-secs nos esperaba un descenso que ,según fuentes consultadas, tenía pasos tecnicos de categoría T4 que se supone son los más dificiles y luego una parte de bajada no ciclable. Desde dicha forqueta el panorama era impresionante, se abría ante nosotros el abrupto circo de Espingo y un agujero bajo nuestros pies de cerca de 800 metros de profundidad en cuyo lecho se aloja el Lac d’Oo. El camino de bajada se desarrolla en una ladera herbosa con un 70% de inclinación trazando un sinfín de zetas algunas de ellas difíciles de tomar por lo angosto del camino y el patio circundante.

Tras un rato bajando, pues el camino perdía altura con bastante talento, conectábamos con otro camino proveniente del circo de Espingo, que supuestamente era la parte inciclable hasta el lago. Nada más lejos de la realidad, la bajada era pedrolera y con  mucho escalón gordo pero bastante abrigada y eso da confianza, la hicimos prácticamente toda montados, no pretendo desmerecer al que dijo que aquello no se podía bajar puesto que igual iba con una rígida pero nos sorprendió muy gratamente este tramo de la bajada en el que disfrutamos como gorrinos. Parada obligatoria en el refugio a orillas del lago para tomar un refrigerio y asimilar la bajada. El resto de la bajada po el valle d’Astau (900 m. de desnivel) los hicimos combinado más pistas que senderos hasta Luchon.

Bookmark : permalink.

2 reacciones a Vaciones en Luchon – Día 1 Cecire – Lac d’Oo

  1. Chipi dice:

    Que maravilla de paisajes, y que gozada de bajadas. Quiero más !!!

  2. Anonymous dice:

    Ojo con esta ruta que tiene un pateo muy importante y la bajada muy técnica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>